Red Consumo Seguro y Salud

La RCSS es el mecanismo interamericano de carácter interdisciplinario especializado en promover, a nivel nacional y hemisférico, la protección de los derechos de las personas consumidoras en la vigilancia de la seguridad de los productos de consumo y el impacto en su salud y bienestar.

La seguridad de los productos es, por un lado, un reto internacional, frente al cual los países no pueden hacer frente de forma aislada, sino que buscan la cooperación a nivel subregional, hemisférico y global. Además, se trata de un desafío interinstitucional, ya que excede el alcance de las competencias de las agencias de protección al consumidor y debe necesariamente enfocarse desde una perspectiva sistémica e interdisciplinaria que involucre a todas las instituciones nacionales con cometidos relacionados a la seguridad de los productos, incluyendo a las autoridades de vigilancia sanitaria, ministerios de salud, institutos de metrología, normalización y calidad, administraciones de aduanas, entre otras.

La RCSS ofrece a los países un ámbito de cooperación a nivel técnico para combatir, como región, la circulación de productos inseguros en sus mercados. Entre otros aspectos, la RCSS ha promovido y apoyado la creación o fortalecimiento de los sistemas nacionales de vigilancia del mercado en seguridad de productos, capacitado a cientos de especialistas y autoridades y administrado el único portal regional sobre alertas de seguridad en las Américas.

Un elemento central de la RCSS que apoya y fortalece la cooperación entre los Estados Miembros y las capacidades nacionales en la materia, es el Sistema Interamericano de Alertas Rápidas (SIAR), que permite a las agencias nacionales la generación y el intercambio rápido de información sobre las alertas de seguridad de productos de consumo en un ambiente seguro y colaborativo.

Estructura de la RCSS

La Asamblea General de la OEA, a través de su resolución AG/RES. 2830 (XLIV-O/14) de junio de 2014, estableció una estructura para la conducción de los trabajos de la RCSS, la cual “responde a los mandatos y lineamientos establecidos por la Asamblea General y rinde cuentas ante los órganos políticos que correspondan dentro de la OEA.

La resolución estableció como órganos de la RCSS a nivel técnico un Plenario, un Comité de Gestión y una Secretaría Técnica.

  • El Plenario “es la máxima autoridad dentro de la RCSS. La participación en las reuniones del Plenario estará abierta a todas las agencias nacionales competentes”, sin perjuicio de que cada Estado Miembro de la OEA debe ejercer su voto y relacionarse con la RCSS a través de una “Autoridad Representante” que designe cada país.
  • El Comité de Gestión “es el órgano electo para ejercer el liderazgo permanente de la RCSS”. Se compone de: Un Presidente, dos Vice-Presidentes y dos miembros delegados, procurando reflejar y respetar el principio de la representación geográfica equitativa.
  • La Secretaría Técnica es ejercida por la Secretaría General de la OEA (SG/OEA), quien actúa en alianza con la OPS.